DMSO - Dimetil Sulfóxido (C2H6OS)

El Gran Aliado de la Salud y mucho más...

Dimetil Sulfóxido (DMSO), es ignorado por el sistema sanitario, a pesar de sus 11.000 artículos científicos que avalan una larga lista de propiedades terapéuticas. Y si bien la FDA solo autoriza su uso en casos de cistitis intersticial, existen numerosos trabajos de investigación que muestran claramente su utilidad en patologías tan dispares como disfunciones gastrointestinales, neurológicas y oculares, artrosis, artritis, esclerodermia, tinnitus, herpes, úlceras, amiloidosis, hígado graso e incluso cáncer, habiéndose comprobado in vitro que las células leucémicas vuelven a transformarse en células sanas.

 

DMSO es un componente efectivo para acabar con el dolor, bloqueando las fibras conductoras de los nervios que producen dolor.

 

Reduce la inflamación e hinchazón al reducir químicos inflamatorios. Mejora el suministro de sangre a las áreas de heridas dilatando los vasos sanguíneos, incrementando la entrega de oxígeno y reduciendo los coágulos plaquetarios en sangre. Estimula la curación, una clave de su utilidad en cualquier condición.

 

Es uno de los más potentes neutralizadores de radicales libres conocidos por el hombre y/o quizás, el más potente.

 

En 1866, el científico ruso Alexander Saytzeff aisló un curioso y peculiar compuesto químico.

 

Era cristalino, inodoro, no-tóxico y de gusto similar al ajo. En aquel entonces, Saytzeff no tenía forma de predecir que su descubrimiento demostraría ser altamente controversial a lo largo de toda su historia médica, produciendo un milagroso alivio a numerosos pacientes.

 

Estoy hablando del Dimetil Sulfóxido (DMSO), un compuesto de sulfuro orgánico que fue utilizado como solvente industrial hasta que sus propiedades medicinales fueron descubiertas en 1963 por un equipo de investigación dirigido por el Dr. Stanley W. Jacob.

 

El DMSO es un derivado de la pulpa de celulosa (proceso de sulfato), que transforma la madera en pulpa de fibras de celulosa casi puras (>99%). Tan industrial como suene, el proceso es simplemente el tratamiento de trozos de madera con una mezcla de hidróxido de sodio y sulfuro de sodio, conocido como licor blanco, que rompe las uniones entre la lignina (del latino lignum, madera) y la celulosa.

 

DMSO es útil para aliviar dolores, quemaduras, acné, artritis, retraso mental, apoplejía, amiloidosis, lesiones en la cabeza, esclerodermia, calma el dolor de muelas, de cabeza, hemorroides, tensión muscular, previene la parálisis por lesiones en la médula espinal, mejora los tejidos lesionados, etc.; De hecho, es beneficioso para más de 300 dolencias y es seguro en su uso.

 

Pensarán que un compuesto que posee tantas supuestas utilidades y beneficios, automáticamente generará sospechas, pero una cuidadosa examinación de sus propiedades y la evidencia disponible, echarán algo de luz sobre esta sorprendente sustancia.

Sulfuro: El elemento de la vida

DMSO es un producto intermediario del Ciclo Sulfúrico Global que distribuye sulfuro biodisponible a toda la vida animal y vegetal (Parcell, 2002).

 

Los compuestos de sulfuro se encuentran en todas las células corporales y son indispensables para la vida, son necesarios para una variedad de reacciones químicas involucradas en la desintoxicación de fármacos y otras toxinas perjudiciales. Tienen potenciales aplicaciones clínicas en el tratamiento de una variedad de condiciones tales como la depresión, fibromialgia, artritis, cistitis intersticial, lesiones deportivas, insuficiencia cardiaca congestiva, diabetes, cáncer y SIDA (Parcell, 2002).

 

Entre los compuestos de sulfuro, el DMSO es probablemente el que posee la más amplia gama y la mayor cantidad de aplicaciones terapéuticas jamás demostradas. Tiene cerca de 40 propiedades farmacológicas que resultan beneficiosas en la prevención, alivio y eliminación de numerosas enfermedades (Morton, 1993).

 

Alguien consultó al Dr. Stanley Jacob por un dolor de cabeza agudo y le dio permiso para aplicarle un poco de DMSO; El dolor de cabeza desapareció en minutos, volvió a las cuatro horas y desapareció definitivamente luego de aplicar DMSO por segunda vez.

 

Utilizando DMSO con un propósito, a veces mejora otro también. En un caso de una mujer, aplicado sobre un herpes labial, en pocas horas acabó con la sinusitis. Una mujer que tuvo una apoplejía, descubrió que después de haberse aplicado DMSO en su dolorida mandíbula, pudo escribir con su mano paralizada y podía caminar mejor (Haley, 2000).

Propiedades terapéuticas

DMSO es un efectivo anti-dolorífico (anti-doloroso), bloqueando las fibras conductoras nerviosas que producen el dolor. Reduce la inflamación e hinchazón mediante la reducción de químicos inflamatorios. Mejora el riego sanguíneo a un área lesionada dilatando los vasos sanguíneos e incrementando el suministro de oxígeno y reduciendo los coágulos plaquetarios en sangre. Estimula la curación, una clave de su utilidad en cualquier condición.

 

Es uno de los más potentes neutralizantes de radicales libres conocido por el hombre. Este es un mecanismo crucial, ya que algunas moléculas en nuestro sistema orgánico producen un número diferente de electrones y la inestabilidad de esa cantidad hace que se destruyan otras células. El DMSO se adhiere a estas moléculas que luego son expulsadas del cuerpo junto al DMSO.

 

El DMSO también penetra la piel y la barrera hematoencefálica con facilidad, penetrando tejidos e ingresando al torrente sanguíneo. Además, el DMSO protege las células de daños mecánicos y a medida que pasa el tiempo, se necesita en menos cantidad para ver resultados, en oposición a la mayoría de los fármacos que requieren dosis cada vez mayores para obtener resultados.

 

DMSO, posee un efecto calmante en el sistema nervioso central y llega a todas las áreas del cuerpo cuando es absorbido a través de la piel, incluyendo el cerebro. Es decir, DMSO aplicado en una cierta área, conduce generalmente al alivio del dolor en algún otro lugar debido a su efecto sistémico.

 

Actúa como transportador de otras sustancias o componentes y también potencia su efecto. De hecho, ciertas sustancias disueltas en DMSO, como los corticoides, antibióticos e insulina, podrían utilizarse en menores dosis que lo habitual sin reducir su eficacia terapéutica y además, sus indeseados efectos secundarios disminuyen considerablemente. Así mismo, las sustancias pueden atravesar la barrera hematoencefálica que por lo general es impenetrable.

 

El DMSO promueve la excreción de orina y funciona como relajante muscular. Mejora el sistema inmune, incrementando la producción de glóbulos blancos y macrófagos que destruyen materiales externos y patógenos en el cuerpo. También posee propiedades anti-bacteriales, anti-virales y anti-fúngicas. Además, aumenta la permeabilidad de las membranas celulares, permitiendo y apoyando la expulsión de toxinas de la célula.

 

DMSO tiene propiedades radio-protectoras contra los letales y mutagénicos efectos de los Rayos X en las células, sistemas celulares y animales. También posee propiedades crioprotectoras, es decir que es capaz de proteger los tejidos de heridas causadas por congelamiento.

 

También se ha demostrado que el DMSO posee propiedades de colinesterasas (Sams, 1967), en otras palabras, es capaz de inhibir una enzima que desintegra la acetilcolina, aumentando así tanto el nivel como la duración de acción de este importante neurotransmisor.

La acetilcolina es la responsable del aprendizaje y la memoria, y también es calmante y relajante. La acetilcolina es también un importante factor en la regulación del sistema inmune, actuando como freno contra la inflamación en el cuerpo.

 

Como fuente de sulfuro, el DMSO ayuda en la desintoxicación de metales pesados. El sulfuro se une a los metales tóxicos pesados (mercurio, plomo, aluminio, cadmio, arsénico, níquel) y los elimina a través de la orina, defecación y sudor.

 

En relación a los ojos, la evidencia sobre el DMSO es bastante interesante. Cuando varios pacientes tratados con DMSO por dolores musculares informaron al Dr. Stanley Jacob que su visión había mejorado, él los envió al Dr. Robert O. Hill, Oftalmólogo de la Universidad de Medicina de Oregón. Confirmando los cambios favorables, el Dr. Hill comenzó sus propios experimentos con DMSO.

Su investigación demostró que gotas de DMSO al 25% resultaban efectivas para la retinitis pigmentosa y la degeneración macular.

El Dr. Hill presentó un informe sobre ello en el simposio de la Academia de Ciencias de Nueva York en 1971 (Haley, 2000).

Sobre el peligro de la Radiación

La radiación genera radicales libres (moléculas inflamatorias) que dañan las células que conforman tejidos tales como órganos, glándulas, músculos y huesos. Además de causar un envejecimiento acelerado, las células también resultan alteradas o mutadas, creando cánceres como la leucemia, anemia, defectos de nacimiento y otras enfermedades.

 

El sulfuro tiene una larga historia de uso como antídoto para la exposición aguda a material radiactivo. El DMSO es el compuesto sulfúrico por excelencia. Un estudio japonés demostró que incluso pequeñas concentraciones de DMSO poseen efectos radio-protectores facilitando la reparación de daños en las dobles cadenas del ADN, proporcionando protección contra el daño por radiación a nivel celular en todo el cuerpo.

 

Recuerden que el mejorar las capacidades de desintoxicación corporal y todos los niveles de antioxidantes es clave para sobrevivir en estos difíciles tiempos. Realizar una dieta de desintoxicación es crucial para recuperar la salud en un medio ambiente tóxico.

La amplia experiencia e investigación revela que aquellos que tienen una alimentación sin granos, baja en carbohidratos (sin gluten) y sin lácteos la sobrellevan mucho mejor.

Acciones del DMSO sobre el Organismo

Artritis, Esguinces, Torceduras

Produce una rápida disminución del dolor, aumenta la movilidad y acelera el proceso de curación. Se puede observar respuesta positiva entre 5 a 20 minutos y usualmente dura entre 4 y 6 horas (Steinberg, 1967).

Apoplejías

Suministrado rápidamente luego de una apoplejía, el DMSO puede disolver la obstrucción que causa la misma, restaurando la circulación y evitando la parálisis. Una vez que el DMSO ingresa al organismo ya sea por la piel, de manera intravenosa u oralmente, permeabiliza el cuerpo y cruza la barrera cerebral. Así que, incluso ingiriéndolo oralmente, puede mejorar la circulación.

Angina de pecho, Infartos, Heridas cerebrales y de médula espinal

El DMSO puede ayudar a neutralizar los efectos dañinos en el corazón y cerebro en desórdenes médicos relacionados con heridas a la cabeza y médula espinal, ictus cerebral, problemas de memoria y enfermedad coronaria isquémica (Jacob de la Torre, 2009).

 

El Dr. Stanley Jacob ha suministrado DMSO de forma intravenosa a personas ya paralizadas, parapléjicos y algunos recuperaron el uso de sus miembros. Un hombre, cuadripléjico, se recuperó lo suficiente como para ir a la universidad y luego a trabajar (Haley, 2000).

Infecciones

Combinado con antibióticos, el DMSO convertirá a las bacterias resistentes a cierto antibiótico en bacterias sensibles a ese mismo antibiótico y probablemente será necesaria una solución de DMSO entre el 80 y 90 por ciento para que sea clínicamente efectivo (Pottz, Rampey, Benjamin, 1967).

 

DMSO ha sido utilizado para transportar antibióticos a áreas de difícil acceso del cuerpo con excelentes resultados, tales como la médula espinal y el cerebro (Sanders, 1967).

 

El DMSO puede disolver el revestimiento de proteína de un virus, dejando el núcleo del virus desprotegido con su ácido nucleico expuesto al sistema inmune (Morton, 1993).

 

Aplicado en las fosas nasales o en crema sobre la cara, el DMSO puede abrir las fosas bloqueadas en pocos minutos y ha sido utilizado con éxito en pacientes con pólipos (Marvin, 1967).

 

El DMSO puede acabar con enfermedades en las encías y reducir el deterioro de los dientes y el dolor de los mismos.

Queloides, Cicatrices, Quemaduras, Hematomas; Melasma

Una concentración de DMSO 70%, aplicada dos o tres veces al día, alisará una cicatriz inflamada. Es de considerable utilidad para quemaduras superficiales y al aplicarlo rápidamente a una herida, puede eliminar todo hematoma (Goldman, 1967).

Podología

El DMSO puede ser efectivo en el tratamiento de dolorosos granos, callos, uñas encarnadas, juanetes, exostosis, dolor de talón e inflamación de pie gotoso.

Venas varicosas y tromboflebitis

El DMSO puede blanquear las telangiectasias y pequeños vasos sanguíneos dilatados cerca de la superficie de la piel. También puede reducir el tamaño de las varices en las piernas y la inflamación de las mismas, junto al alivio de los incómodos calambres (Marvin, Blumenthal, Fuchs, 1967).

Problemas en los ojos

Una gota de DMSO 25%, una o dos veces al día, es útil para problemas en los ojos, incluyendo cataratas o glaucoma.

Dolor de cabeza

DMSO es altamente efectivo para dolores de cabeza vasculares y la tensión muscular que habitualmente acompañan a los dolores de cabeza. Puede usarse en el cuero cabelludo y también cerca de los ojos (Ogden, 1967).

Desórdenes mentales

DMSO se ha utilizado, con buenos resultados, en pacientes con los siguientes diagnósticos:

♦ Estados de sobreexcitación (reacciones esquizofrénicas agudas, fase maníaca de las psicosis maniaco depresivas, psicosis alcohólicas

   psicosis sintomáticas).

♦ Algunos síntomas de psicosis crónica (autismo, estereotipias, negativismo, comportamiento anormal o estados delirantes).

Neurosis severa (reacciones ansiosas, obsesiones).

Desórdenes genitales y urinarios

DMSO se ha utilizado en el tratamiento de una cantidad de pacientes con diversos desórdenes genitales y urinarios, incluyendo la enfermedad de peyronie, cistitis intersticial y epididimitis aguda. Algunas personas, experimentaron dramáticos y gratificantes síntomas de alivio (Persky, Steeart, 1967).

Varios

DMSO junto con otros tratamientos, ha demostrado retrasar el cáncer de manera muy efectiva (Ayre, 1967).

La administración de DMSO reduce notablemente la permeabilidad intestinal patológica preservando su capacidad de absorción. Considerando que la permeabilidad intestinal (intestino permeable) tiene un rol fundamental en las enfermedades crónicas degenerativas, esto resulta de gran importancia clínica (Wang, 1996).

 

DMSO también produce excelentes resultados en la piel de personas afectadas con esclerodermia, cuyos resultados nunca se habían observado con ningún otro método de terapia (Scherbel, 1967).

Para recordar

DMSO tiene propiedades terapéuticas importantes que actúan benéficamente en el proceso de curar los traumas al cuerpo y cerebro.

Aquí están las dieciséis más comunes:

 

Bloquea la transferencia de mensajes de dolor, desde el sitio del daño al cerebro, interrumpiendo la conducción en las pequeñas 

   fibras nerviosas no-mielinadas. Así que, DMSO es uno de los analgésicos tópicos más fino conocido al hombre.

 

Es un potente anti-inflamatorio y maravilloso como un remedio anti-artrítico.

 

Puesto que es bacteriostático, fungistático y virostático, inhibe el crecimiento de microorganismos patogénicos.

 

Transporta numerosos agentes farmacéuticos a través de las membranas del cuerpo, administrándolos tópicamente sin recurrir a 

   inyecciones.

 

Reduce la incidencia de trombos plaquetarios en los vasos sanguíneos previniendo o reduciendo así la formación de coágulos 

   sanguíneos.

 

Tiene un efecto específico sobre la contractilidad cardiaca, guardando el calcio de la absorción de la fibra del músculo y reduciendo  

   así la carga de trabajo del corazón.

 

Actúa como un tranquilizante, produciendo sedación del cerebro, aun cuando se frote simplemente en la piel.

 

♦ Aumenta las acciones de los agentes anti-bacterianos y anti-fúngicos cuando se combina con ellos para aplicación interna o externa.

 

♦ Es un vasodilatador, probablemente relacionado a la liberación de histamina en las células y a la inhibición de la prostaglandina.

 

♦ Detiene la liberación de colinesterasa, una enzima que causa el rompimiento de la acetilcolina, la cual es una de las formas del 

   complejo de vitamina B, necesaria para la función saludable de las neuronas.

 

Tiende a suavizar el colágeno como medio de prevenir o reducir las cicatrices y queloides por sus efectos peculiares de enlaces 

   cruzados.

 

♦ Elimina los radicales hidroxilos libres de manera que reduce el deterioro de los tejidos en el envejecimiento.

 

♦ Estimula varios tipos de inmunidad, especialmente la de las células eliminadoras de la sangre que se derivan de los linfocitos.

 

♦ Es un diurético potente, particularmente cuando se administra por la vía intravenosa.

 

♦ Promueve la formación de interferón en el organismo como un medio expreso de impulsar la respuesta inmunológica.

 

♦ Estimula la curación de heridas de todo tipo, tanto externas como internas.

 

El DMSO tiene el rango más amplio y el mayor número de acciones terapéuticas jamás demostradas para un solo producto.

También, tiene la habilidad de aumentarse acumulativamente en sus efectos.

 

Se ha observado que se necesita mucho menos cantidad de DMSO para obtener resultados con el paso del tiempo, ya que el DMSO ataca la enfermedad en sí misma, más bien que sólo los síntomas. Esta es una cualidad única y diferente de este producto; La mayoría de otros productos, generalmente, requieren dosis mayores en incremento con el tiempo para mantener los niveles terapéuticos.

Un vídeo en 3 partes sobre los grandes beneficios del DMSO (en inglés)

...con el Doctor Stanley W. Jacob










No hay ninguna duda: DMSO ha probado tener propiedades biológicas interesantes y valiosas.

Después de tantos años de ver, que los que pueden hacer algo no hacen nada, esta información debe llegar a todas aquellas personas que no tendrían posibilidades de recibirla.

"No es importante eliminar los síntomas de una enfermedad. Lo que hay que eliminar, es la causa que crea la enfermedad y resolver el conflicto biológico que esta paralelamente o detrás de la misma. Además, desintoxicar y fortalecer el sistema orgánico de forma saludable. Únicamente así, desaparecen los síntomas y llegas a una curación perfecta".

Fernando Muñoz Fernández

Existe una gran cantidad de información médica retenida al público que podrían salvar y/o mejorar la calidad de muchas vidas.

 

Mi propósito es precisamente evitar que esto pase con toda mi información, productos y tratamientos.

¿Quieres llegar a esto?

¡No es necesario!

fernando muñoz fernandez; dmso; dimetil sulfoxido; dimetilsulfoxido; c2h6os; gel dmso; donde comprar dmso; dimethylsulfoxid; dimethyl sulfoxide; propiedades de dmso; beneficios del dmso; dmso para que sirve; propiedades del dmso; dmso propiedades; dmso venta; dmso liquido; dmso gel; que es dmso; usos del dmso; beneficios del dimetil sulfoxido; dmso artritis; para que sirve el dmso; venta de dmso; dmso salud; dmso beneficios; dmso artrosis; formula dmso; cura dmso; dmso puro; para que se utiliza el dmso; donde comprar dimetil sulfoxido; mms; clorito de sodio; dioxido de cloro, protocolo 1000; protocolo mil; protocolo 2000; protocolo dos mil; protocolo 3000; protocolo tres mil;

 

Espero y deseo que este breve resumen haya ayudado a ilustrar las grandes propiedades curativas del DMSO Grado Farmacéutico. Estoy convencido de su poder terapéutico, tanto por experiencia propia y por una gran cantidad de personas. Además, el apoyo de la literatura científica publicada. DMSO con sus propiedades y aplicaciones, lo hace un compuesto indispensable a tener en su botiquín.

AVISO IMPORTANTE:

Utilice únicamente DMSO (Dimetil Sulfóxido) de Grado Farmacéutico y de cualquier otro producto, únicamente, la mejor calidad con el mayor porcentaje de principios o componentes activos.

Además, no compre productos si no le garantizan atención, servicio y la guía terapéutica adecuada; En caso contrario, absténgase de comprar o usar el producto que le han vendido.

Dimetil Sulfóxido (DMSO), no de Grado Farmacéutico, es peligroso y toxico para la salud.

Cualquier producto y/o tratamiento debe ser acompañado por un terapeuta capacitado y con las instrucciones adecuadas de dosificación.

No confíe su salud a un simple vendedor de productos sin interés real en su salud y bienestar.

¡Con la Salud no se juega y la máxima calidad en cualquier producto y servicio es esencial e imprescindible!

Si tiene dudas, contacte conmigo antes de realizar su compra e/o iniciar cualquier tratamiento.

Si tiene preguntas, dudas o cualquier otra consulta,

contacte conmigo por e-mail y respondo lo antes posible.

E-mail: info@dmso.es

Publicidad

Más Información para tu Salud

Solo hacer clic sobre la imagen de tu interés

La Cura con Oxígeno

Aceite de Cloruro de Magnesio

Un Auténtico Mar de Energía

La Quimioterapia Natural

El Secreto de los Modelos y las Estrellas

Nunca Más Pies Fríos

Salud & Bienestar

Música Relax & Curativa

Aviso legal:

La información contenida en www.dmso.es tiene carácter meramente informativo y no puede ser considerada como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud. Los productos de esta web no son medicamentos y su cometido no es sustituir ningún tratamiento médico convencional. Recomendamos que tengan precaución con el uso de cualquier información publicada en esta web y tenga siempre en cuenta su condición particular (alergias, etc.), y en todo caso consultar siempre con su medico. Las informaciones publicadas en esta web son públicas y la mayor parte de ellas tienen sus propias fuentes.

 

INFORMACIÓN EN CUMPLIMIENTO DE LA LEY 34/2002, DE 11 DE JULIO

 

De conformidad con lo establecido en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio electrónico, le informamos que el titular del Sitio Web www.dmso.es, es Fernando Muñoz Fernández, con el que puede contactar en la siguiente dirección:

 

Fernando Muñoz Fernández
03760 Ondara (Alicante) - España
Teléfono de contacto: (0034) 622 21 88 80

E-mail: info@dmso.es

Usuario de skype: fermufer

Design & Copyright© by FerMuFerGroup - La reproducción total o parcial de los contenidos de este anuncio, sin previa autorización, está terminantemente prohibida.